Posteado por: BA&EP | 31 julio, 2012

Construçao Mercado de PINI vuelve a entrevistar a BAEP

Este mes de Julio ha salido al mercado el último número de la revista Construçao Mercado de PINI, prestigiosa publicación del sector de la construcción en Brasil.

Este número analiza cuales son las razones que llevan a muchas empresas contratistas pequeñas y medias a quebrar en pleno auge del mercado inmobiliario, justo cuando las empresas constructoras empiezan a crecer y se profesionalizan. Para ello entrevistan a distintos profesionales del sector, tanto nacional como internacional, para poder ofrecer a sus lectores una visión lo más amplia posible y a partir de la experiencia acumulada en otros países poder sacar las conclusiones objetivas que arrojen un poco de luz a esta problemática tan actual en Brasil.

Imatge

Como parte de los equipos entrevistados, BAEP ha ofrecido su visión de la experiencia española vivida estos últimos años y otra vez hemos sido entrevistados, en este caso por el periodista Rodnei Corsini, en esta prestigiosa publicación brasileña.

Nuestra valoración pasa por analizar los problemas que trajo la contratación a terceros en época del auge inmobiliario.

Os trascribimos la entrevista en castellano para que podáis leerla y valorarla.

1)      ¿Cómo se observa el nivel de subcontratación en el sector de la construcción en España? Las empresas de construcción por lo general tienen, ellos mismos, mano de obra para realizar la mayoría de los servicios? O en su mayor parte se subcontrata?

 Ferran Blasco: Por mi experiencia las empresas con las que hemos trabajado normalmente y que han funcionado mejor a nivel de ejecución de obra y rigurosidad en el trabajo han sido empresas con personal propio. Normalmente se trata de empresas de larga tradición que se han dedicado a formar a sus trabajadores transmitiendo el conocimiento de generación en generación.

La subcontratación de los servicios por parte de las empresas constructoras empezó a entrar con fuerza en España desde hace ya algunos años, al crecer la demanda de construcción las empresas empezaron a optar por subcontratar parte de sus servicios ya que no había tiempo para contratar más personal y formarlos como hacían anteriormente. El tiempo y la rapidez empezaron a marcar la pauta. A pesar de que esta fórmula permite la reducción de gastos fijos en la empresa, tiene la contrapartida de que hace que en la obra prime el tiempo antes que la calidad, y eso se nota en el resultado final, ya sea a nivel de acabados como a nivel de reclamaciones de post-venta.

 Rafael Capdevila: Iniciado este cambio las constructoras pasaron a ser contratistas, manteniendo la estructura directiva técnica y subcontratando el resto de los agentes necesarios. Esta situación dentro del mercado en ebullición ha implicado que cada uno de ellos atienda sus intereses propios por encima del objetivo común. La construcción y la arquitectura no únicamente se ha de regir por principios económicos y empresariales, y olvidarnos de la función social que debe aportar cualquier proyecto o construcción arquitectónica.

 2)      En Brasil, por lo general, los contratistas de tamaño pequeño y mediano tienen la estructura financiera y la gestión un poco frágil. ¿Cómo es la situación en España? ¿Ustedes dirían que las empresas en España están bien estructuradas? 

RC: Con el inicio del boom inmobiliario las empresas de larga trayectoria supieron adaptar sus estructuras a la incorporación de políticas de subcontratación, manteniendo el núcleo duro con experiencia y base empresarial. Lo malo fue que ante la existencia de tanto trabajo, el personal que hasta el momento había sido propio de la empresa constructora y se emancipó ante la ingente demanda de servicios, fundó empresas con bajo perfil empresarial.

 FB: Estas nuevas empresas, al tener poca experiencia y formación empresarial eran empresas que tenían serios problemas de acceso a la financiación y muchas veces no cumplían con los requerimientos legales necesarios. La situación que se generó en las obras, donde ambos perfiles estaban obligados a convivir, fue muy conflictivo debido a los distintos patrones de trabajo que tenían implementados. 

 3)      Como valoran ustedes la contratación de mano de obra por parte de las empresas contratistas españolas? Que nivel de formalidad existe en los contratos de trabajo? 

FB: Actualmente y producto de la crisis inmobiliaria, la contratación de mano de obra para la construcción en España ha caído en picado, generando un nivel de paro en el sector como nunca se había visto.

Antiguamente el nivel y formalidad de los trabajadores ha sido tradicionalmente bueno. Pero también es cierto que en estos últimos años, fruto del boom inmobiliario, se generó una situación nada buena; ante la falta de mano de obra se contrataba a personal no calificado o con falta de formación, y a pesar de que los trabajos no se ejecutaban como era debido, al tener la venta asegurada del producto final, nadie ponía freno a esta inercia. Esto se está pagando en muchos casos actualmente con reclamaciones de post-venta, y demandas a las empresas promotoras.

 RC: La inmigración jugó un papel muy importante en ese sentido, ya que llegó a España mucha gente en busca de trabajo pero sin ningún tipo de formación en la construcción. Eran personas que tenían un muy bajo coste empresarial pero una gran necesidad de encontrar trabajo. La falta de profesionalidad de algunos empresarios hizo que en las obras creciera el número de personas sin ninguna experiencia en el sector, provocando la disminución drástica de la calidad de los productos producidos. También hay que remarcar el lastre social que ha provocado el boom inmobiliario, ya que mucha gente joven vio en el sector la posibilidad de encontrar trabajo con facilidad. Esto hizo que muchos centraran su formación en sectores vinculados a la construcción, que con la explosión de la burbuja inmobiliaria ha degenerado en una gran cantidad de gente formada y preparada sin posibilidades reales de trabajo en territorio nacional.

 5) Como se reflejan las estructuras de las empresas contratistas en las obras? Cuales son sus puntos fuertes y sus puntos flacos? 

FB: Como puntos fuertes de las empresas constructoras españolas destacaríamos la especialización de sus equipos, la capacidad de trabajo, la experiencia y los buenos equipos técnicos que pueden aportar, profesionales con buena formación.

 RC: Como puntos débiles la competencia deshonesta que han practicado entre ellos, el que en ocasiones primara el beneficio empresarial por encima de la calidad del producto final, y que en algunos casos las constructoras se transformaron en financieras, jugando con la demora de sus pagos para financiar otras operaciones internas.

Aparte de esta entrevista también quisiéramos expresar nuestra alegría por el hecho de que ya tenemos iniciados todos los trámites para tener la empresa operativa en Brasil, y que estimamos que en 2 meses ya será un hecho. Os mantendremos informados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: